Entre tus dedos

Para cubrir mis manos, para arropar mis sueños.

De Edén para mis sentidos y delirios para mi piel.  

Del sabor y del dolor conocen,

y su dureza es a la vez un cojín donde reposa el rostro,

mi rostro, que siente y toca y ve con los dedos,

y las células del cuerpo se conectan para erizar el cuerpo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s